El primer mes ha pasado rápido.

Hace más de un mes que aterricé de nuevo en Suecia. Cargada con mis maletas llenas de ropa para el frío, que visto lo visto, no ha sido para tanto.

Tras pasar unas 3 semanas en casa de mis amigos, en un ambiente muy familiar con gente que me cuidaba, me vine a vivir a mi habitación céntrica. Tardé menos de una semana en saber que no me iba a quedar aquí mucho tiempo: vive demasiada gente aquí, por lo que la convivencia y la limpieza no es la deseada. Avisé a mi casero y, ahora, me dedico a invertir mis horas libres en buscar nuevo lugar donde vivir: escribir miles de mensajes en facebook a gente que alquila habitaciones.

No puedo negar que mis días libres los he aprovechado muy bien: museos, exposiciones de arte urbano, brunch caseros y excursiones por lagos. Mi última peripecia de día libre fue visitar una piscina de agua calentita, toboganes y, lo más encantador de todo: salir al exterior, bañarte mientras te caen copitos de nieve en la cara; terminando con sauna y baño turco. Una experiencia super relajante.

En este tiempo también he vivido un cambio de menú en el restaurante, con platos tan bonitos como estos:

Además de la sorpresa de encontrarme saber y ganar en el trabajo.

bty

Por último, mencionar el último hecho relevante del mes: mi cambio de look.IMG-20180216-WA0009

Esta semana vienen de visita mi hermano y Ola, por lo que será un finde divertido y de no parar. Ya escribiré sobre esas aventuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s